Usa el café como abono para tus plantas.

Abono de café para plantas

El café es un excelente aliado para cuidar las plantas de tu huerto, ya que cuenta con minerales y nutrientes. por ejemplo Nitrógeno, Calcio, Potasio, Fósforo a demás de Magnesio. Su PH de entre 6 y 7 no acidifica la tierra en exceso si somos prudentes. Como ves, de una u otra forma los elementos que contiene benefician al cuidado y crecimiento de tus plantas.

El café es bueno para las plantas.

Si bien es cierto que la cafeína es lo que nos despierta y nos hace rendir más, no es la razón por la que el café es bueno para tu jardín o huerta. En nuestro post de Efectos del café en el cuerpo, mencionamos que tiene mas de mil sustancias químicas distintas como minerales, potasio, fosforo o nitrógeno.

El café es bueno para las plantas por que va liberando lentamente nutrientes, los cuales son absorbidos por la tierra, mezclándose con los macronutrientes (elementos necesarios en grandes cantidades para asegurar el crecimiento y supervivencia de las plantas), micronutrientes (elementos requeridos en pequeñas cantidades por las plantas necesarios para procesos enzimáticos) y la vida microscópica (bacterias y hongos) para después ser absorbido por las plantas. Un buen fertilizante ayuda a este balance.

A demás, el café logra atraer las lombrices, estas al moverse dentro de la tierra y removerla ayudan a oxigenar y airear el suelo.

El café como abono o fertilizante para las plantas.

El abono se aplica directamente sobre el suelo o terreno que se quiere nutrir.

El abono se aplica directo al suelo.

El fertilizante normalmente necesita disolverse en agua para que pueda ser aplicado a la tierra y ser absorbido.

El fertilizante necesita agua para disolverse en el suelo.

Tanto el abono como el fertilizante se encargan de devolverle al suelo los nutrientes que necesita la tierra, aumentando su concentración para potenciar y favorecer el crecimiento optimo de las plantas.

¿Cómo preparar abono de café para plantas?

Prepara tu café en la mañana no botes los posos de café. En una bandeja de aluminio con papel periódico, esparce el café. Es muy importante que al bandeja la dejes al sol para secar el café y evitar que le salgan hongos.

Cuando juntes la cantidad que consideres necesaria, puedes guardarlo en un bote de vidrio o plástico pero en un lugar fresco y seco.

Para aplicar a tus plantas remueve un poco la tierra alrededor de la planta, vierte el abono (Café) y revuélvelo un poco la tierra. Si quieres puedes compactar un poco la tierra al rededor de la planta después de poner el café.

Otra opción es usar como fertilizante. puedes poner un poco del café en una regadera de jardín, dejar reposar un rato y después regar tus plantas. La regadera deberá tener agujeros lo suficientemente grandes para dejar pasar el café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating